Meana, Apez y Arzuyaga. Guayaquil multicampeón.

¡Qué manera de ganar!

Son de esos equipos que quedaron en las retinas y hoy, en la pausa que nos da la inactividad de las lisas y rayadas, recordamos al buscar info en el archivo histórico de las bochas.

Y no sólo ganaban en primera, también lo hacían en segunda y en tercera ya que todos los fines de semana se repartían por la geografía nacional honrando compromisos y comprometiendo equipos para su campeonato anual.

Fueron más de 100 los títulos logrados entre 2004, 2005 y 2006, año en el que subieron a la cúspide al obtener el nacional de clubes en Ceres, ante el poderoso CACU y en su cancha; en un partido que se recordará porque en el amanecer del juego, cuando transcurrían las primeras manos, una pasada de 6 puntos hizo que Guayaquil empiece a soñar despierto con el título.

La formación se repetía de memoria: Héctor Meana en la punta, Pablo Apez de medio y Marcelo Arzuaga en el palo. Cuando ganaron el argentino fue relevo Dante Peretti.

Luego emigró  Arzuaga y llegó Lavini para transitar la última etapa gloriosa de la institución de Avenida del Trabajo de la capital cordobesa.

En tríos – aún había varios campeonatos en esa especialidad – o formando en duplas de diferentes formas: Meana-Apez, Apez-Arzuaga o también algunas veces Meana-Arzuaga, eran animadores domingo a domingo en todo el país.




A %d blogueros les gusta esto: