El hombre que en Tucumán se transformó en leyenda.

“Cambio todo por este título”. Se lo había dicho a un medio italiano un tiempo atrás. Lo volvió a repetir ante este cronista cuando le realizamos “Las 15”. Y lo ratificó a cada momento, como cuando fue entrevistado por una de las radios tucumanas.

Y eso que todo lo que ha ganado es mucho, como bien lo pueden ver en el reportaje que le realizamos. Pero tenía esa espina clavada, este título que acarició en Detroit cuando perdió con Davide Bianchi. Esa consagración que le era esquiva.

Y fue en Tucumán 2019, allí pudo saldar su cuenta pendiente, allí se pudo encontrar con la gloria máxima. Y además, le devolvió a Italia el cetro individual, ya que la última victoria azurra había sido en Queven 2001, con Emiliano Benedetti (dicho sea de paso, fue uno de los televidentes que tuvimos en la transmisión oficial del mundial).

Formicone, amigos del mundo bochófilo, ya es leyenda. Ha ganado todo, absolutamente todo.

 




A %d blogueros les gusta esto: