El calor como invitado.

La recta final del verano nos trae siempre temperaturas altas en el norte argentino. Y mirando los diferentes sitios, esos que permiten ver pronósticos extendidos, para la fecha de la cita mundialista en “El Jardín de la República” se esperan máximas que rondarán los 30 grados durante los días de competencia. Algo similiar a lo que vivimos en noviembre del 2012 en el mundial de Iguazú.

En este caso, será también un factor a tener en cuenta ya que los europeos, por ejemplo, vienen culminando un duro invierno. La adaptación al cambio climático, será además del juego, un condimiento más que tendrá este campeonato.




A %d blogueros les gusta esto: