Dialoguitos en el bar. Parte 17. Tucu.

La charla gira sobre los detalles a ultimar para el viaje a Tucumán. La barra debate y debate, como en todo grupo de amigos, a veces se ponen de acuerdo y otras, la mayoría, se levanta la voz para esgrimir la razón de mayor peso; pero así y todo no se logra llegar a un consenso. A ver por donde andan los muchachos hoy…

Gringo: Ma Bocha, me imagino que buscaste un hotel barato y con desayuno completo. Eso que tienen de todo…ma así comemos bien y no gastamos al mediodía.

Gustavo: (mirando de reojo) ¿Que desayunás en tu casa Gringo?

Gringo: Un tecito que me hace la Gringa y dos tostadas con mermelada.

Gustavo: Vez, esto es lo que yo digo. Estos son los que no morfan en la casa para no gastar y después cuando viene de arriba se comen todo. Comete todo Gringo, total después el que se va a cagar como vaca en viaje vas a ser vos…

Gringo: Ma pero lo voy a pagar al hotel áspero, quedate tranquilo.

Bocha: Bueno bueno muchachos, tranquilos per favore. Vamos a salir temprano, así vemos todo el acto inaugural y las prácticas,  ¿les parece?

Carlitos: Yo creo que si Bocha, así no nos perdemos nada.

Gringo: Ma un día más de hotel, un día menos, no nos va a cambiar.

Aplausos generales y …

Gustavo: ¡Vamos Gringo querido! Hasta cuando vamos a cocinar con grasa; metele cartuchos y gastala a la plata que no te la vas a llevar. Esa es la actitud gringura.

Gallego: Pues, no viene España.

Bocha: No gaita, no juegan raffa volo en España, les gusta más la petanca, que también se juega y mucho en Francia. Por eso se pensó y se quería que las bochas esten como invitadas en los Juegos Olímpicos.

Gallego: Pues, pues, ¿quien es el candidato?

Bocha: Y…el italiano Formicone. Y después hay varios más. Ojo con alguna sorpresa eh…Guarda.

Gringo: Ma yo le pongo unas fichitas a Botitto, ma ese es de los míos.

Carlitos: Me acuerdo del ’87, la cabecera móvil, ¿cómo era Bocha?

Bocha: En el Luna Park, aceptaron jugar con vuelta o retroceso, entonces, cuando querían tirar algún gancho de vuelta, ponían una cabecera móvil igual a la que tenemos en nuestras canchas.

Gustavo: A varios tendrían que ponersela así y bajarle las distancias, parecen perdices como caminan los culiados…

Gringo: Ma, yo llevo el mate y unos biscochitos que me preparó la Gringa.

Gustavo: Hummm, tanta generosidad de tu parte, hummm…algo raro va a pasar.

Gringo: Ma, dejate de hinchar las pelotas áspero, más vale que vayas sentado al medio.

Bocha: Manejo yo, el gaita es el copiloto oficial y atrás Carlitos va al medio, así vos y el áspero no se pelean, ¿ta?

Y ahí quedaron, esperando que las primeras luces de día los deposite en la ruta, esa que emprenderán rumbo al “Jardín de la República”. Es que al chofer le gusta viajar de día. “Gustos son gustos dijo una vieja y le puso dulce de leche al locro”, así cerró la cafeteada Carlitos, mandándolos a dormir pa que esten descansado. La barra, también estará en Tucumán 2019.

 

 

 




A %d blogueros les gusta esto: