Cuatro medallas para un mundial inolvidable.

El sábado culminó con las medallas de plata para la Dupla de la mano de Apez-Pretto y el Tiro Progresivo a través de Lucas Hecker. Un 9 de noviembre para la historia, con Argentina jugando cuatro finales.

Repasemos. Primero llegó el título con Nicolás Pretto ganando en el Combinado y con Guillermo Montemerlo obteniendo la plata ante el croata Cubera.

Luego, casi en el mediodía, el binomio del seleccionado argentino que dirige José Gáspari también fue plata ante Mónaco en una final cerradísima. Y por último, Lucas Hecker corriendo y pegando para hacer un gran juego en el Tiro Progresivo ante una de las potencias.

Fueron 4 finales en un mismo día, 4 medallas;, una hermosa locura que este equipo nos regaló.

Argentina ya es, desde hace un tiempo, potencia mundial. Ahora, en Mersín, lo volvió a revalidar.

Aplausos, aplausos y más aplausos.




A %d blogueros les gusta esto: