Un partido extraordinario en el provincial cordobés.

Acabo de ver un partido realmente extraordinario. Así comienza el audio de Jorge Abratte, presente en el estadio donde se jugó el duelo entre Caroya y Moldes en duplas por cuartos, que pronto se viralizó para graficar lo que fue el match entre Ramirez-Montemerlo y Apez-Pretto.

«Si yo les digo el marcador -continuó el morterense – 12 a 4 a favor de Moldes parece que Caroya jugó mal. Pero jugaron casi perfecto los cuatro jugadores. Las últimas 20, 25 bochas las jugaron a todas…una cosa increíble. Hacen todo bien. Arriman y la ponen mamando, le tiran y le pegan, le tiran una rafa al chico y la agarran. Al bochin le tiró Pretto, estaba tapado y le pegó. ¡Increíble!».

Y continuó contando el encuentro: «dos chanta cuatro Pretto clavada sobre tabla y saca el chico para atrás…Hay tanta diferencia con otros equipos, y ¡donde juegan, en la punta de la cancha!».

Además, sumó estadísticas a su relato. «Tiraron 33 bochazos, 17 Nicolás y erró 3 y Guillermo 3. De los 17, Pretto le pegó al bochín adentro del metro».

Y concluyó, «no se puede jugar mejor, fue algo extraordinario.




A %d blogueros les gusta esto: