Un mundial en 35 días.

Faltaban 35 días para el mundial cuando se conoció que Río Cuarto desistía de la organización de la competencia. Y a partir de allí fue todo contrareloj. Había que conseguir sede y empezar a trabajar tratando de cubrir las distintas facetas que demanda organizar un evento de esta dimensión; con más de 20 países que ya habían confirmado su presencia.

El apoyo gubernamental tucumano fue clave para empezar a armar el rompecabezas organizativo. Y ahora, cuando aún tenemos a flor de piel los momentos vividos, hacemos un repaso por distintos matices que tuvo Tucumán 2019.

Uno de los puntos altos fue la hotelería. De primer nivel tanto para deportistas como dirigentes. El estadio, montado en el Complejo General Belgrano, también estuvo a la altura de las circunstancias. Se logró con un trabajo a destajo para armar las canchas y colocar la alfombra del piso. El área transporte fue otro pulgar arriba. Coordinación, efectividad y servicio para movilizar a las delegaciones tanto desde el aeropuerto a los hoteles como así también al estadio y al club donde se brindó el servicio gastronómico. Una perlita, en la recepción a las delegaciones además de la gente de la C.A.B., había promotoras del Ente Tucumán Turismo dándoles las bienvenida.

Y después los detalles, esos que combinan predisposición para solucionar las eventualidades. Desde la atención médica inmedia ante alguna indisposición gastroinstestinal, como ir a comprar un pasaje de retorno a algún visitante, pasando por acompañar demandas de distinto órdenes como por ejemplo asesorar desde el cambio de divisas o algún paseo para realizar por “El Jardín de la República” en los pocos ratos libres que tuvo el mundial.

El acto inaugural con la banda de música en la explanada de la Gobernación y la recepción por parte del Gobernador Juan Manzur  a los jefes de delegaciones e invitados, le dieron también el marco protocolar que el mundial merecía.

Por último, un sello distintivo del pueblo argentino: la cordialidad. Esto se percibió y se sintió en los 7 días mundialistas y ya es un clásico…

Tucumán 2019 ya es historia. Y una vez más podemos decir que es historia de la buena.




A %d blogueros les gusta esto: