Se fue un grande, don Roberto Domenino.

En la mañana de este lunes, a un paso de cumplir los 90, falleció uno de los iconos de las bochas: Roberto Domenino. Su nombre es sinónimo de bochas, este deporte que lo vio alcanzar la gloria en las décadas del ’50 y ’60 donde se repartían los argentinos individuales entre él, Gino Osvaldo Molayoli y José Donato Ghío.

El año pasado por su cumple, había recibido la visita de Jesús Pepicelli, en una nota que reflejó este portal:

Crack a los 89 años.




A %d blogueros les gusta esto: