Padres e hijos.

«Las bochas es un deporte familiar» es una reflexión que solemos usar, para graficar como es la pasión bochófila, a aquellos a los que todavía no les picó el bichito de las lisas y rayadas. Y en el nacional que organizó la Suardense quedó plasmado en más de un ejemplo. Arrancamos.

En Provincia jugaron los Basualdo, Raúl y Facundo. En Río Negro, Fabián Tolosa fue dirigido por su hijo Luciano.  En Santiago del Estero estuvieron los Silva, Alberto Oscar y Emmanuel; mientras que en Tierra del Fuego, los Mezzenasco, Marcelo y Brandon, fueron integrantes de la dupla. Y en Santa Fe, estuvieron los Fernández. Gustavo y Fabio, uno de sus hijos, fueron parte del seleccionado santafesino y disputaron, en duplas, partidos de este argentino.

Bien de familia. Así son nuestras bochas.

 




A %d blogueros les gusta esto: