Dialoguitos en el bar. Parte 19. Día del Amigo.

– Ma vamos en casa y listo.

El Gringo, por primera vez en tantísimos años de amistad, ofreció su reducto para festejar el Día del Amigo.

Gringo: Ma que manera de pegarle a la bocha anoche.

Gustavo: Que le vas a pegar vo Gringo, ni a una vaca echada le pegás.

Gringo: La rompí anoche, la rompí.

Bocha: ¿En serio Gringo?

Gringo: Fui de aire anoche, le pegué todas. Me quedó la última, la chanta partido.

Bocha: ¿Y?

Gringo: Ma se me cayeron los pantalones. A cualquier lado la tiré. (se agarra la cabeza)

Carlitos: Como diría el Lito Jabase, le erró a la cancha, al club y al barrio…

Bocha: El Lito, entrañable amigo cordobés, uno de los pioneros de la difusión. Hincha de Taiere era el Lito. Muchos no saben pero tuvo un buen espacio en una de las radios más importantes de Córdoba.

Carlitos: Me acuerdo, me acuerdo, yo lo escuchaba. Y no eran épocas de redes sociales, ahí la radio era muy fuerte. Bah, sigue siendo.

Gringo: Ma que me dicen de lo que fue la reunión de la bocha chica y la grande.

Bocha: No sé más de lo que se publicó, quedó claro que cada una va a mantener su identidad, como dice en el informe.

Gringo: Ma, entonces es para que cada uno juegue en la que le guste.

Bocha: Algo así gringura.

Gallego: Pues, satamente, eso entendí yo.

Bocha: Gringo, estaba pensando, ya que le estás pegando, podés ir en octubre al torneo de Urquiza en Mar del Plata, el que hace mi amigo Chiapello, el pelado.

Gringo: Ma, si voy a «La Feliz» la Gringa me echa a la mierda.

Gustavo: Tanto que te va a celar la Gringa, más lindo que sos vo…

Bocha: Es para segunda y tercera, y habrá homenaje al Gringo Colantonio y al zurdo Roldán.

Gringo: Ma, el que la rompió en su homenaje fue el Cabezón Zamponi, en Alem de la Blanca Bahía. Metió 124.

Gustavo: Numerazo para esta época, una locura, muy bueno.

Bocha: Pasa que Diego es un personaje querido en las bochas. Y va a todos lados.

El Cordobés trajo una nueva vuelta de café, para mitigar el frío ortal (del orto antes que se rompan la cabeza pensando en el porque de dicho término) que hace.

Gustavo: ¿Que estás pensando Bocha?

Bocha: Que ganas de ver en cancha al Lucho Bardelli, ¡que jugador!

Carlitos: Luciano Esteban, nacido en Tres Arroyos en el ’76, polifuncional como pocos, jugador temible.

Gallego: Pues, un crack.

Bocha: ¿Les conté en que año debutó en los argentinos? Apareció en el ’95 en Ceres, en un argentino de tríos que se hizo en noviembre, en la época que el individual iba para las Pascuas, el de parejas para el fin de semana del 17 de agosto y el de tríos allá arriba, terminando el año. Calor ortal hacía ese año, bah, siempre hace calor en el norte en esa época.

Gallego: ¿Y salió campeón ahí con Provincia?

Bocha: No, no, el campeón fue Chaco, creo que la primera vez que Chaco ganó un argentino. Te digo la formación: Walter Antonelli en la punta, mi amigo Roberto Mauriño – uno que metió kilómetros y kilómetros tras las bochas – de medio y Jorge Corigliani, el de Morteros que jugaba allá. Y de suplente Capra, Raúl creo que era el nombre de pila. Ustedes saben (se queda pensando) que no me acuerdo a quien le ganaron la final…no me puedo acordar ahora…

El Bocha quedó on fire porque si algo le revienta es no recordar una fecha o un dato. El Gringo otra vez salió primero silbando bajito, auricular al oído, cantando y bailando unos hitazos de Chebere. El resto, se quedó armando el listado de compras para el día siguiente. Se viene el Día del Amigo y la barra del bar, obviamente, festejará un año más de amistad. ¡Salute muchachos!

 




A %d blogueros les gusta esto: