Camino al Oscar.

En nuestra crónica central hablábamos de la consagración de película de Guillermo Montemerlo en la tierra de la mítica Casablanca. Ahora, escena por escena, episodio por episodio, la coronación del nativo de Jovita, la que permite sumar la octava estrella al escudo de la Confederación Argentina de Bochas.

Todo comenzó en la zona de grupos, en el Poule VII, tal como se desprende del sitio oficial de la F.I.B. El rodaje se inició con el búlgaro Anatolly Kanev como partenaire, venciéndolo 13 a 2. Luego, en la final de zona, duelo de conocidos: ante el chileno Rodolfo Gálvez. Victoria 11-10 para quedar primero.

Ahora sí, el pica-pica, sin margen de error. En octavos la víctima fue Josep Alapont de España. Con un 13-3 lo despachó al ibérico. En cuartos se cruzó en el camino triunfal el serbio Veselin Skakic al que con un ajustado y trabajoso 11-10 dejó afuera. La semi la tuvo con Jure Kozjek de Eslovenia. La pizarra sentenció un 9-5 en el viernes en el que empezó a soñar con el oro.

Y la historia más reciente. El final de la película. El 11-6 ante el croata Pero Cubela para caminar la alfombra que lo llevó al podio, al Oscar deportivo en un 23 de septiembre inolvidable.

Pero antes, hubo como en cada filmación, un ensayo. Y eso se dio en la tierra del director José Gáspari. En Coronel Moldes, donde el ojo fotográfico de los colegas de Radio Ciudad 100.3 captó la escena justa, el momento donde empieza a levantar vuelo, donde abre los brazos para remontarse hacia ese vuelo victorioso que lo llevaría a la lejana Marruecos.




A %d blogueros les gusta esto: