El primero del año bis.

Se dio, entre los jugadores que son principales animadores de la máxima divisional, el primer fichaje en este 2018. El primer cambio de camiseta. Y se trata de Rubén Díaz, el destructor de bochas, quien dejó la federación santiagueña para sumarse al CACU de Ceres. Allí proseguirán en esta temporada Omar Serrano, Carlos Maldonado y Gustavo Farías, la base de la Noroeste que ganó el nacional 2017 en tercetos.

Rubén venía de una muy buena temporada con la casaca de Guardia Escolta y en el inicio de esta temporada decidió retornar a su ciudad natal.




A %d blogueros les gusta esto: