Dialoguitos en el Bar. Parte 10. Recargados.

Así estaban en las habitaciones del Reama. En la 17 el Gringo y el áspero de Gustavo, por más que se lleven pal culo. Y en la 18, que tenía dos piezas con dos camas cada una, fueron el Gallego, Bocha y Carlitos, el nostálgico. Al Gallego lo dejaron sólo, porque ronca más que Angel Landra, ex presidente de la federación entrerriana y recordman iberoamericano en ronquidos según cuentan los que compartieron alguna vez habitación con él, entre ellos el periodista de MundoBochas en Passo Fundo en el 2007. El Gringo dejó el Falcon ’82 estacionado bien frente al hotel, en 45 grados como se estaciona en la Avda. Mayo de Ceres. Y los otros tres fueron en el Chevrolet 400 modelo 64 de Carlitos, que lo tiene impecable, inmaculado como diría el amigo Palombi. El torneo terminó, después de tres días donde la barra fue testigo en vivo y en directo del más importante de los nacionales del año, y llegó el momento de juntarse en el bar, a chamuyar lo que dejó Ceres 2017…

Gallego: Pues, el que sabe sabe…quien dijo Zapatita eh eh eh (compadrea ante los otros), ustedes tienen que pisar muchas baldosas flojas para tenerla clara como papá…

Bocha: Ta bien gaita, felicitaciones, ¿a quién le toca pagar?

Gustavo: Hacete el dobolu Bocha…hacete nomás. Vos fuiste por el Alan, que quedó afuera en la zona, así que anda juntando los jaguaretés para pagar la vuelta de hoy, que vos que sos memorioso recordarás que es con picada incluída.

Bocha: Bueno, bueno, pago yo muchachos. Pero que sal la de Natali.

Carlitos: Jugó como los de antes (siempre mirando al pasado). Con Pretto debe haber tenido un 92 por ciento de efectividad y perdió. Imaginate lo que jugó el Nico de Sacanta.

Gringo: Ma que manera de jugar ese pibe, que maquinita.

Cordobés: ¿Qué les sirvo a la barra que se fue a Ceres?

Bocha: Picada completa y la vuelta para todos. Te la garpo yo Córdoba, me tocó esta vez…

Gringo: Pa mi un soplado.

Cordobés: ¿Un so…que?

Gringo: Ma toma cordobés, este es el teléfono del Chino Palacio, el periodista. Él te va a explicar como se hace el soplado.

Córdobés: Encima tengo que pagar yo la comunicación. Ojalá tenga Claro que tengo llamadas gratuitas.

Bocha: Los demás vamos con lo de siempre amigo. Y servile a la mesa de al lado. Para andar a los pedos, mejor cagarse…

Gustavo: Que locura la gente, por Dio…no cabía un alfiler en ningún lado.

Carlitos: Parecían los argentinos de antes, esos que empezaban el miércoles con el desfile y seguían de jueves a domingo.

Gallego: Pues, y en el casino como anduvieron ustedes en Selva.

Gustavo: Ni me hablés, ni me hablés. Lo seguí a mi amigo Marcelo que va siempre con la segunda docena. Le clavó tercera en todas. Pero bue…como dice el dicho: de enero a enero la plata es del banquero.

Bocha: Hablando de plata, hubo algunos desplumados.

Gringo: Ma, y otros que quisieron apostar en el momento equivocado y pior, en el lugar equivocado. Les pegaron un tirón de orejas.

Bocha: Contá, contá Gringo.

Gringo: Dejalo ahí Bocha. Che, el que la contó fue Buzzi.

Carlitos: ¿Buzzi? ¿Qué Buzzi, Gringo?

Gringo: Ma, el tesorero de la Confederación. Viste que es parecido al Buzzi del campo.

Bocha: Ah…el Capitán decís vos.

Gringo: Ese, ese. Recaudan eh…

Bocha: Pará, pará (interrumpe), recaudan pero también garpan de lo lindo.

Gringo: Ma no, ma no; toda para ellos es.

Bocha: Dejá de hablar pavadas Gringo y prestáme atención. Hubo 13 equipos, que garpan luca y media por especialidad. El local no paga. O sea, juntan casi 60 lucas.

Gringo: Ma por eso te digo Bocha, por eso te digo.

Bocha: ¿Pero vos pensá que no pagan nada? De premios en cash tienen casi 30 lucas. Después tienen que pagar algo de viáticos de jueces. Y a algunos, porque justo escuché que hablaban con Roque, les tienen que pagar el traslado. Y los trofeos…No Gringo, la estás pifiando amigo.

Gringo: Ma, ta bien, me la ganaste Bocha.

Gustavo: Dejen de hablar de plata que el Gringo se pone nervioso. Hablemos de bochas. ¡Como jugó Serrano en la final papá!

Carlitos: Fue de los de antes. Como cuando jugaba en la final Colantonio, Molayoli, los grandes.

Bocha: Hablando de grandes y de esos dos justamente, que tul Basualdo. Clavó 17 el “negrito” de La Rubia, como lo llaman todavía en esa zona. Un grande Raúl. El más ganador de la historia. Estiró la diferencia a dos. Quedaron con 15 el Gringo y el Pibe de Río Cuarto como lo llamaban a Gino.

Gallego: Pues, hablando de historia, Zapatita también está haciendo historia. Leí en MundoBochas que jugó cinco de las últimas siete finales.

Bocha: Sí, ya sé que vos le apostaste a Zapata. Y que yo tengo que pagar la picada y el vermouth, quedáte tranquilo.

Gringo: Traeme otro soplau Córdobes.

Bocha: ¿Otro más? Mierda, se nota que no pagás vos eh… Siempre aplicando el Artículo 52 del Reglamento.

Carlitos: ¿Cuál es ese?

Bocha: El de la ventaja…

Siguieron hablando del torneo. Y seguirán algunos días más. El Bocha recordó y les comentó – porque tiene la info – que hubo un jugador que casi no juega ya que se había olvidado el carnet. Y les contó además – porque él estuvo en la cena – que Limardo dijo que a partir del año que viene van a ser más estrictos con el tema carnet. Y puso un ejemplo claro. Si vas a manejar el auto, llevas el carnet de conducir. Y si vas a jugar a las bochas, tenés que llevar el de las bochas. Más claro echale agua, dijo el Bocha, pero no tanta como le pone el cordobés al vermotuh…




A %d blogueros les gusta esto: