Dialoguitos en el bar. Parte 8.

“Cordobés –gritó el Gringo al entrar al bar, fuerte para que escuchen todos, propios y ajenos – lo que coma y tome la barra lo pago yo. Ma que no te vea cobrarle a alguien eh…Así ningún bocón – deslizó ya acercándose al áspero de Gustavo – sale a hablar pavadas”.

Bocha: Hola Gringo querido, que alegría verte otra vez. Te esperamos la semana pasada. ¿Qué te pasó?

Gringo: Ma, no andaba bien la patrona.

Carlitos: ¿Estaba enferma Gringo?

Gringo: Ma no, se calentó con un laik que vio en mi feibu, de una mina del otro pueblo.

Gustavo: Laik, laik…¡nooo!…decí que paga él sino me voy.

Gringo: Ma como querés que lo diga, no seas atrasau áspero, actualízate papirriiii (al oído).

Carlitos: Ah, con razón que la otra vuelta te vi en el mercado y la gringa iba de acá pa allá y vos por atrás.

Gallego: Pues, lo llevaban como chancho pal pueblo al Gringo (estallando en carcajadas).

Gringo: Ma ahora me controla el feibu todos los días.

Gallego: Pues, ¿novedades Bochita?

Interrumpe el Cordobés y trae una picada de chorizo picado grueso, quesito y la vuelta del vermouth para todos.

Bocha: Ahora sí es otra historia. Como diría el Capitán Quirós, hoy tocan Los Arribeños…se nota eh…no faltó nadie. Les decía que ya estamos casi poniendo todos los cartuchos para Ceres, vamos a ir toda la barra.

Gustavo: Vamos, vamos todos muchachos. De paso nos vamos a encontrar con los amigos de Santiago, esos no fallan, el Dany Murad seguro que va. Y con él el gallinón del Kala Godoy, debe estar agrandado como galleta en el agua que le metieron ocho al….ni me acuerdo el nombre.

Gringo: Guilsterman, ma no sabés como estaba el feibu anoche. Esplotaba diría el Bambi.

Carlitos: Seguí Bocha, seguí.

Bocha: Les decía que ya se van terminando los provinciales y ahí vamos a ir sabiendo quienes van.

Gringo: Ma yo en el feibu voy siguiendo todo, después les paso por el guasá lo que voy averiguando. Ma, tendríamos que tener un grupo de guasá, La Barra del Cordobés.

Gustavo: Pensé que ibas a decir La Barra de Siempre, esa es la del Chino Palacio en Hernando.

Carlitos: Dejensé de romper las pelotas, después no van a venir más al bar. A mí no me cuenten, ni se les ocurra (enojado). Hablando de contar Bocha, vos que tenés una computadora en la cabeza…

Gustavo: Con el lugar que tiene (sonriendo).

Carlitos: Contá algún argentino en Ceres.

Bocha: Y…(le encanta que le pregunten, así saca a relucir su prodigiosa memoria) la del ’91 fue linda. El Nene y Colantonio contra Orona y Cabral.

Gallego: Pues, ¿era hermano de Facundo, del cantante?

Bocha: Sí, eran hermanos. Fue lindo partido, ganó Provincia. Igual, lo que fue la semi…mamita…

Gustavo: Cuente Bocha, cuente.

Bocha: Capital Federal contra Entre Ríos. El flaco Ghío y el finado Tobarez, que falleció hace poco. Cancha de cuatro por veinticuatro. A Ghío le faltó hacer llover. Las r..o…m…p…i…ó (pausadamente), una máquina.

Gringo: Como le dicen en el feibu, una máquina.

Carlitos: Que jugadores, por Dios, que jugadores (siempre mirando el pasado, nostálgico como pocos).

Bocha: Che, ¿cuándo volvemos a la cancha nosotros?

Gallego: Pues, yo hasta que el Pepe May no me mande las Vinci, no juego. Le pedí con arrime y bochazo.

Gustavo: May es fabricante, no el mago Pepe…

Ahí empezaron a armar el desafío en el Bochin. Ahora que está el Gallego van a jugar tres contra dos. Algo que inventaron ellos. Al Gringo lo ponen con el aspero así pelean. Van con tres bochas cada uno. Y el Bocha, el gaita y Carlitos son los rivales. Si la gente no está concurriendo a las canchas, a estos ni aunque paguen los van a ver…




A %d blogueros les gusta esto: