Con las zapas desatadas.

Costumbre personal. La búsqueda de comodidad quizás. Es un sello distintivo de este bochador que la viene rompiendo desde hace un largo tiempo atrás y que ahora, en los últimos torneos, visitó en más de una ocasión lo más alto del podio.

Y su último título fue el pasado fin de semana, en el mentado torneo del 9 de Morteros, donde con su actual equipo Juventud Agraria de Guardia Escolta logró anotar su nombre en el historial ganador.

¿De quién hablamos? De Rubén Díaz, santafesino de Ceres, rompebochas de profesión, quien tiene la característica de jugar con las zapas desatadas.




A %d blogueros les gusta esto: