Seguramente en el Especial del cielo necesitaban un jugador de calidad.

Por Jorge Abratte.

El día jueves 17 de agosto, cerca del mediodía, murió en la Clínica Mayo de la ciudad de Córdoba, Elcar Moresco (77), uno de los jugadores de más calidad de la historia de las bochas.

Este jugador nacido en Balnearia, que dio sus primeros pasos en el Balnearia Bochas Club, tuvo una carrera deportiva colmada de triunfos, en cada uno de los clubes que le tocó defender como así también Asociaciones y Federaciones.

Obtuvo a lo largo de su trayectoria numerosos títulos a nivel local, provincial, nacional e internacional, siendo uno de los pocos jugadores que ganó los tres títulos Argentinos (Individual, Parejas y Tríos) en el año 1986, representando a la Federación de Bochas de Santa Fe.

También fue técnico de la Selección Argentina en un Mundial jugado en Italia.

El “Zurdo” Moresco, ese jugador respetado y querido por todo el ambiente bochófilo, ese jugador que derrochaba calidad y muchas veces priorizaba el público al partido pegándole a la bocha donde había que pegarle, ese jugador fino y elegante, ese jugador que jugó hasta horas antes de su muerte en su querido y último club Santa Elena de Córdoba, ese jugador que ya no está más entre nosotros pero que será siempre recordado y admirado por quienes lo conocimos y tuvimos la suerte de compartir equipos.

En nuestra ciudad, Moresco dejó un recuerdo imborable con el Argentino ganado en 1977 junto a Néstor Rearte y Jesús Pepicelli (así están ordenados en la imagen de izquierda a derecha), en las canchas construidas especialmente en el salón de fiestas de Tiro federal. Además vistió la casaca del club Barrio Norte desde el 80 al 83, con numerosos campeonatos y el primer título provincial individual de la Asociación de Morteros.

Ese jugador de mil anécdotas como la que le ocurrió en Morteros cuando vino a participar de un torneo individual y en la noche del sábado le robaron el auto. Sin embargo, al otro día pidió bochas y zapatillas (en esa época se jugaba con bochas propias) y no solamente ganó el Torneo sino que cuando le estaban entregando el trofeo de campeón, le avisaron desde la policía que habían recuperado su auto.


TAG


A %d blogueros les gusta esto: