Cuatro partidos y un sólo palo errado.

No se pudo llevar ningún título pero si la consideración general de haber sido una, o la figura, de Tres Arroyos 2017. Es más, hasta se llevó el bochín que la organización le regaló luego de haber dado una clase práctica de como pegarle al “mingo” tal como le llaman al objeto de juego más pequeño en su Entre Ríos natal.

En cuatro partidos del individual marró sólo un palo y en la finalísima, tal como nos contó el internacional Delgado además de pegarle en alto porecentaje en la mano 17 – que resultó anulada – le tiró patada al bochín para hacer salida en el fondo; le pegó de lleno y se anuló la mano.

Aquel chico que vimos en 2008 (Ver Exhibición de primer nivel)hoy es una realidad.

 




A %d blogueros les gusta esto: