Visto, oído y escuchado en CACU 2017.

Presentes. Las distintas escuelas de la Noroeste estuvieron presentes en el acto inaugural en la noche del viernes. Alrededor de 80 chicos le dieron color y futuro al evento. Además, los padres y abuelos – en  muchos casos – acompañaron a los niños. Como recompensa, se sortearon tres pares de bochas gentileza de Vinci y una bicicleta de Bicicletería Maletti.

De 10. Así quedaron las canchas de 25 de Mayo, las que se inauguraron en los últimos días. El piso, by Amichetti, fue elogiado por los visitantes. Además, refaccionaron los sanitarios y acondicionaron todo el club. Como siempre decimos, vos no podés tener un terreno de juego que sea una “boutique” como decía el Lito Jabase y tener una pared descascarada. Desde abajo empieza la transformación de las instituciones.

14. La cantidad de sintéticas que hay en la Noroeste. Tres en Selva, tres en Hersilia y 8 en Ceres. Y próximamente, comentaron, Sociedad Italiana y Flor Ceresina también irán hacia dicho piso.

Butacas. En el CACU se estrenaron las flamantes butacas. Rojas y blancas para el público y las azules para técnicos y suplentes. Son cerca de 300 para que la gente pueda visualizar cómodamente los partidos.

Les jugamos un montón de veces. Contaban, en el mediodía con un vermouth de por medio, que una vez en una localidad del norte santafesino habían jugado como tres veces contra el mismo rival. “Pero si a esto ya les ganamos” afirmaron. “Aquí los torneos se juegan así…” les respondieron. Plop.

Tirale al chico. La anécdota la cuentan una y otra vez. El puntero se acomodó, hizo los dos pasos – antes se hacían dos pasos previo al arrime – y cuando se disponía a lanzar la bocha su compañero, al lado del chico le dijo: “de ahí no viene”. Volvió, realizó otra vez el camino hacia la raya de arrime y se encontró con una frase repetida: “de ahí no viene”. Así varias veces hasta que se calentó. Dejó la bocha en el piso y enfiló para el bochín. Mientras caminaba le dijo irónicamente a su compañero, al que lo corregía: “tirale al bochín que no viene de ningún lado…”.

Liga. El multifacético Jorge Keller – bochófilo, árbitro y dirigente de bochas en su momento – es desde hace unos años el presidente de la Liga Regional Ceresina de Fútbol. Y en sus instalaciones además de oficinas cuentan con un albergue para alrededor de una veintena de personas.

Alario. Desde Tostado, a 90 km. de Ceres, surgió el centrodelantero de River y la selección. El club San Lorenzo, donde se formó, ha reconvertido todas sus instalaciones producto de los ingresos económicos de la venta del jugador. Y, como es sabido, también mantiene aún una parte de su porcentaje. El 9 goleador también jugó en la Liga en sus inicios.

Los Quijanos. La rompieron en la cena inaugural. El buen conjunto musical santiagueño desplegó un amplio repertorio donde además de canciones folklóricas le pusieron su estilo a varios hits del género tropical.

Músico y bochador. Llegó con la banda santiagueña. El grupo de amigos que cuando hay un especial en Ceres, siempre dice presente. “Pancho” Zamudio, además de amante de las bochas es músico de Los Alfiles, reconocido grupo de dilatada trayectoria. Aprovechó y se sacó fotos con los ídolos bochófilos. Además, nos confirmó que jugará el torneo de Charata donde también estarán actuando.

Uno atrás de otro. El Dany Murad, con tonada bien de Santiago, tiró un chiste atrás de otro. “Le dicen pechuga, se cree rico pero es pobre”, “Le dicen azulejo, si no está en la cocina está en el baño”, “Como será que lo querían que le decían esquina: lo ven y doblan”, y remató con “A una concesionaria de autos le dicen Luna Park, cada vez que entrás peleas por el título…”.

Gran DT. “Beto” Silva volvió una vez más a su Ceres natal. Y esta vez lo hizo como técnico de Cristian Zapata. Han jugado juntos, tienen estima y respeto mutuo y el bahiense admira al “trotamundos” que también la supo romper con la número cinco jugando de volante central.

La vara bien alta. Cada torneo, organizativamente, supera al anterior. Así va transcurriendo la línea histórica de los campeonatos que se hacen en Ceres. “Pero atrás mío  hay mucha gente que trabaja” le dijo Roque a una persona que fue a felicitarlo.

Parte del equipo al que hacía referencia Trionfeti y un detalle organizativo en la foto inferior.

Padre e hijo. Linda postal la que nos regalaron los Kalbermatten, Germán y su hijo, también bochófilo. Son esas imágenes que nos quedan en las retinas y alegran el alma y el corazón. Por suerte, las bochas se transmiten de generación en generación.

Público. Hubo gente los dos días de competencia. Pero, sinceramente, este escriba esperaba más. Imaginaba, en la previa, las tribunas rebalsando de público. Es un llamado de atención para las bochas en general. Hace mucho que no vemos esas postales de estadios repletos. Habría que averiguarlo, como reza la frase de cabecera de la película Luna de Avellaneda.

¿Qué le pasa a Pretto? Era la pregunta recurrente al ver que el nativo de Sacanta se iba en primera rueda. Creo, en mi modesta opinión, que es el “bajón” lógico después de dos temporadas exigentes donde ganó todo lo que jugó. Deberá transitar este periodo que también es de aprendizaje, y esperar a que vuelvan los logros. Tiene y no es novedad, sobradas condiciones. Llegar es difícil, mantenerse aún más. La frase la hemos escuchado varias veces, hoy toma valor una vez más.

Gran DT II. José Gáspari también anduvo por Ceres. El de Moldes que además de dirigir coordina a los técnicos de la celeste y blanca aprovechó para observar a los jugadores en un torneo donde se congregó la elite bochófila argentina.

Nicoleño. Eduardo Lasalle se llegó una vez más hasta la geografía ceresina para vibrar con los arrimes y bochazos. “Ya le avisé a Ariel Hermida que voy a ir al torneo de Ajedrez” nos comentó en referencia a otro de las grandes competencias que se realizan en el país.

Martín también. El niño se llevó la foto con el Mauri de Sinsacate. El villamariense lo vio y le dijo “venga mi amigo, vamos a sacarnos una foto”. Esos son recuerdos imborrables.

Clase magistral. La que dio el profesor Sergio Ruiz sobre bochas paralímpicas acompañado de dos chicos rosarinos. Contó detalles de las distintas categorías, las formas de jugar y como viven las bochas estos deportistas. La frutilla del postre fue cuando los participantes – foto de portada -se tentaron con arrimar con las bochitas, que son similares en formato y textura a una pequeña pelota de fútbol.