El esplendor del Armando Ferrari en su edición número 41.

Por Juan Carlos Licari.

Desde aquel sábado 21 de mayo de 1977, los sueños y las ilusiones de la Sub-Comisión de Bochas y una veintena de colaboradores, comenzaban ese derrotero de ilusiones y sueños, pasional y sacrificado, para arribar a esta Edición 41* donde se repíte incondicionalmente el éxito, el impacto emocional y una masiva adhesión.

Llegar al “José Donato Ghio” reluciente, nos lleva a volver la mirada atrás, para ir recorriendo retrospectivamente el tiempo transcurrido, donde desfilan figuras de renombre, acontecimientos y vivencias inolvidables, jornadas que sobrepasan el alto voltage emocional.

Deglosando las hojas del tiempo surgen con relieves propios los más ganadores, nuestro Jesús “pirulo” Pepicelli y Arístides “el zurdo” Roldán, con cuatro conquistas cada uno, figuras que siempre recordaremos, surgiendo con relieves propios, que se identifican al nombrarlos con un ciclo relevante que mostraban los torneos.

Ultimando todos los detalles, a partir del viernes 12 estarán arribando lo que hoy constituyen la máxima expresión bochófila del País, como lo es el campeonísimo Raúl Basualdo que logró el título en el 2010 y 2011, Gustavo Fernández en el 2008, Ismael Antivero en el 2015 y el hombre de Morteros, defensor del título, que buscará repetir la consagratoria labor del 2016, nos referimos a David Rivero.

Completan la excepcional grilla, un grupo de jóvenes, que siempre alientan la ilusión que pugna en conquistar el máximo halago y estampar su nombre en la rica galería de los triunfadores, los representantes de Sacanta, Nicolás Pretto y Pablo Apez, Ezequiel Ferrari oriundo de Morrison, jugando actualmente para la Unión Eléctrica de Villa María, Danilo Escobar del Tiro Federal de Bahia Blanca y de Las Higueras llega Pablo Arcostanzo.

Agregamos a esos exponentes, estos auténticos animadores por excelencia de los principales torneos, como como lo son Juan Pablo Urra, Daniel Vittozzi, Juan Carlos Lavini y Maximiliano Tossolini.

La especial convocatoria desemboca en los representantes de nuestras bochas, con la tremenda responsabilidad de volver al podio triunfal, que se viene negando desde la edición N*26, año 2000, y que recaen en Daniel Rey que representa a Unión de Morrison, la flamante incorporación de Guillermo Montemerlo del Club Central y por el local, el promisorio Cristián Morales.

Comenzando la quinta década, el sábado 13 y el domingo 14, las bochas bellvillenses representado por el Club A. y  B. River Plate, extienden esa mano calurosa y fraternal, señal ineludible de una sincera y “para siempre” de lo que es su marca registrada: “LA AMISTAD”.




A %d blogueros les gusta esto: