Una perlita de 26 años.

Año 1991. San Guillermo, Santa Fé. Los grandes del momento animando un torneo especial individual al que a las semis arribaron Ricardo Cravero quien se midió con Juan Carlos Orona y Jorge Abratte que lo hizo con Néstor Reartes . Salieron airosos de las semifinales el capitalino Orona y el morterense Abratte.

La final fue para alquilar balcones. De hacha y tiza. Llegaron 17 iguales. Bocha a bocha. Y cuando estaban una y una, “Carlitos” arrimó y lo obligó a Jorge a pegar para ganar. Si erraba era partido para el de la Federación Argentina. Palo en la panza (minuto 16 del video) y festejo emocionado por el bochazo y  la situación.

Luego vino el reconocimiento, la gente aplaudiendo y además, para el triunfador, la presencia de su padre, don Américo Abratte, que hizo que sea uno de los momentos inolvidable de su carrera. Como dato curioso, en el encuentro Cravero-Orona, oficiando de rayero está José Miguel Botto, hoy una figura mundialmente conocida. La otra semi la arbitró Mansilla, y la final Zeballos.

Lo filmó la televisión sanguillermina. Lo digitalizaron en Morteros y lo compartimos con todo el mundo bochófilo.




A %d blogueros les gusta esto: