Savoretti cosechó su tercer Pallino d’oro.

Es un clásico de las bochas del mundo. En el arranque de un nuevo año, se disputa en suelo italiano el Pallino d’oro o bochín de oro en nuestra lengua. Esta vez fue la edición número 39 que puso en lo más alto del podio a Mirko Savoretti, mundialista con la azurra en Passo Fundo 2007 e Iguazú 2012 donde fue campeón; y se llevó por tercera vez en su trayectoria este afamado torneo.

Del encuentro participan los máximos exponentes de la raffa volo de Italia y figuras extranjeras como el suizo Davide Bianchi, campeón mundial individual y el único extranjero en ganar el Pallino.

Savoretti redondeó una actuación en la que – según las crónicas – no desplegó su potencial, pero le fue suficiente para quedarse con esta competencia que tuvo lugar el sábado 7 en Carpi, con un clima invernal.




A %d blogueros les gusta esto: