Acebero y Martínez, los de bronce de Río Cuarto 2016.

Uno viene metiendo kilómetros y kilómetros. El otro reapareció luego de un largo periodo de inactividad. Diego Acebero es mendocino, Javier Martínez entrerriano. Ellos hicieron podio en Río Cuarto entre los singlistas.

Diego tiene 37 y este año vienen en franco crecimiento. Su presencia en los distintos interclubes lo llevaron a meterse en el lote de los que pelean los primeros puestos. En la zona clasificó segundo. Le ganó a Ushuaia en 9, cayó ante Natali de Santa Fé en 6 y luego venció a Danevitch del Chaco 15-3. En cuartos le ganó al zurdo Luis Gonzalez de Misiones, que culminó quinto y volvió a demostrar una vez más que puede estar en la conversación. Fue 15-12 para el de la “tierra del sol y del buen vino”. Y en semis se cruzó con Arconstanzo que fue una máquina, jugando un partido de alto vuelo para vencerlo 15 a 10. Además de ser tercero tuvo el premio mayor: compartir el torneo con su padre (foto de portada) que volvió a las lisas y rayadas luego de varios años.

Javier cumplirá 40 el próximo mes. Había sido quinto en La Pampa 2005, cuando fue campeón el Mauri de Villa María, “Chinchu” como lo conocen todos. Acá fue el verdugo de Vitozzi, ya que le ganó los dos partidos de la zona. Luego se llevó puesto a otro candidato, el Alan de Santa Fé, al que le ganó en Alcira Gigena en 4. Y en semis, se chocó con la máquina cordobesa. Pretto no lo dejó acomodar. Le ganó 15 a 1.

martinez_javier_rio_cuarto_2016