El día después del Nico campeón.

¿Que harían ustedes si ganaran un argentino? ¿O dos? Yo creo que no podría dormir por una semana; que al día siguiente cancelaría todo lo que tenía que hacer. ¿Y el Nico como lo habrá vivido? Repasamos el lunes post consagratorio de la joya de Sacanta.

“Llegamos tipo 2 de la mañana – le cuenta a MundoBochas – porque paramos por la tormenta. Saludé a mi mamá que me había llamado muy emocionada y me acosté”. Así terminó el domingo consagratorio con el regreso de Río Cuarto a su lugar en el mundo.

“Me levanté al otro día – por el lunes – tipo diez y entre al Facebook y contesté mensajes agradeciendo. Después me fui al club a desayunar y ahí había gente del pueblo, del club, que me saludaron. Después me vine a mi casa a desarmar el bolso y acomodar lo que no había usado”.

Así iba transitando las primeras horas como bicampeón individual y de tríos. “Después fui a comer -sigue narrando -y luego me puse a estudiar un ratito y a las dos y media fui al gimnasio hasta las 4. Después de ahí me bañe y seguí leyendo un poco más hasta las cinco que me fui al club a merendar y recuperar las energía que había perdido”.

Lo de Pretto es la docencia, por eso no podía quedar afuera su amor por volcar conocimientos. “A las seis de la tarde llegaron mis alumnos y les di clases de bochas hasta las 19.30. Después de ahí me fui a mi casa, busque la paleta y me fui a jugar al paddle hasta las nueve y media”.

Ya entraba la recta final del 14 de noviembre. “Me vine a mi casa, me bañe y fui a comer al club de nuevo y después a dormir. Así fue mi día”.