El abrazo del corazón.

La cámara de Ariel Peloni, Prensa de la C.A.B., tuvo la certeza de un bochazo. De esos que son matemáticos, milimétricos. Y permitió captar un instante que traspasa la pantalla, que emerge del corazón de los sentimientos de madre e hija. Milagros lograba su primer título argentino singlista. Y su madre, la que le marco el camino, estaba ahí. Para compartir esa alegría. Para darle un abrazo al corazón del deporte…




A %d blogueros les gusta esto: