¡Que “culiau”!

¿Les sorprende el título? A mi tanto como a ustedes. Cuando arranqué allá por 2005 nunca pensé que iba a usar esta terminología para titular una nota en MundoBochas. Si no les gusta échenle al culpa a Pretto, al Nico de Sacanta. ¿Por qué? Acaba de ganar una vez más el provincial individual de la federación mediterránea, ese que es igual o más difícil que un nacional. Les digo algunos nombres: Gustavo Fernández, Cristian Dinello, David Rivero, Mauricio Fernández, Alberto Mejía, entre otros, y Sebastián Romero, al que derrotó en la final. Un joven veterano de mil batallas, un hueso duro de roer.  Y tampoco me quiero olvidar del gran Fabricio Bracachini, el homenajeado, al que dejó en el camino en la semifinal.

Vamos por orden cronológico. Arranco a media mañana del domingo chequeando la info de Bochas Córdoba, donde escribe el amigo Sergio “Chino” Palacio. Las semis del provincial de Oncativo y zona eran Pretto-Bracachini y Romero-Asinari. Pienso más en el asado que en lo que sucede en el centro de Córdoba, cuando a las 13.23 suena el celu que indica que hay un WhatsApp. Es del “Chino” que me avisa que el juvenil de Sacanta acaba de subir a lo más alto del podio una vez más. Pide que le tire un centro, que le sugiera algún título; y en realidad en ese ida y vuelta de audios también yo le suplico lo mismo. ¿Qué hacemos con este pibe? ¿Cómo titulamos? Se nota que Nicolás no leyó o no le dio bolilla a la nota que publiqué hace exactamente seis días, la que llevó en su encabezamiento un lapidario suplicio: “Cortala Nico”.

Nos quiere exprimir, quiere sacar lo mejor de nosotros. En cierta medida no está mal; aunque debiera tener en cuenta que uno – soy reiterativo- no es una máquina. No puede hacer lo que hace él. Provincial de duplas con el Pablo y Gaite en la baranda. Doblete de oro en el Sub 23 en La Pampa. Y ahora esto, un nuevo individual cordobés  y el pasaje a defender en Río Cuarto su consagración lograda ante el enorme Cristian Zapata en Ceres 2015. Chau, me cansé, me llama el postre helado de chocolate, dulce de leche y frutilla. Cuentenla como quieran, yo le puse ¡Que culiau!…




A %d blogueros les gusta esto: