Barrio Hospital llevó la final bahiense a un quinto juego.

Fuente: La Nueva.

“Nada debo agradecerte, mano a mano hemos quedado, no me importa lo que has hecho, lo que hacés, ni lo que harás…”.

La letra del tango de Celedonio Flores se ajustó a la música que le pusieron anoche 9 de Julio y Barrio Hospital, en el cuarto partido final del certamen de Parejas que organiza la Asociación Bahiense de Bochas.

Y mientras unos se retiraron “rechiflaos en su tristezas”, los otros se “abrazaron a sus locas tentaciones, donde triunfan y claudican milongueras pretensiones”.

Barrio Hospital sacó a relucir su corazón para ganar un partido durísimo por 15 a 10 y así empardar la serie 2-2, con la ilusión intacta de definir mañana en su casa.

“Si precisás una ayuda, si te hace falta un consejo, acordate de este amigo que ha de jugarse el pellejo”.

Y vaya si se lo jugó la dupla Agustín Heil-Daniel Vitozzi, quienes remontaron un 0-2 que parecía lapidario.

Anoche, en el partido más complicado de la llave, arrancó ganando 2-0, pero el buen andar de Lázaro Levriero y Juan Pablo Urra equilibró la balanza rápidamente y todo se hizo parejo y emotivo, con intercambios en el marcador y un equilibrado 10 a 10 en la decimosexta mano.

Y cuando el cotejo estaba para cualquiera de los dos, el desequilibrio lo marcó Agustín Heil en la punta, porque Daniel estuvo intratable toda la noche, sin errar bochazos (20 de 20) o, en su defecto, con una vendida pegándole a su propia bocha (estaba en juego) en la ejecución número 17.

La progresión del partido disputado en el sintético del Hilario Mariotti, donde se jugaron 19 manos, fue la siguiente: Barrio Hospital 2-0, 2-1, 2-2, 2-3, 3-3, 4-3, 5-3, 5-4, 5-5, 5-7, 7-7, 8-7, mano anulada, 10-7, 10-9, 10-10, 11-10 y 15-10.

El juez del partido fue Nahuel Lezcano y el quinto y definitorio juego será mañana en Estomba 1117.




A %d blogueros les gusta esto: