Confesiones de un luchador silencioso.

Se le hizo largo el camino a Cristian. Finalmente, luego de cientos de kilómetros, de viajes, de títulos, de ganarse silenciosamente un nombre pudo llegar a su anhelo, a lo que sueñan todos los que agarran una bocha: jugar un mundial. Dinello, santafesino del sur de la provincia de la bota, repasó junto a MundoBochas este presente de su carrera.

  • Finalmente Cristian se te dio el sueño, anhelado sueño de jugar con la selección argentina. ¿Pero desde cuando creíste que podía llegar una convocatoria?
  • La verdad que cuando salimos campeones argentinos en 2009 por segunda vez, ya de ahí tenía esa ansiedad de poder estar. Pasaban los años y esa ansiedad seguía, gracias a Dios se me presentó que me llaman y fue una cosa muy linda para mí.
  • Imagino esa expectativa, de ir a una práctica de una preselección, a un juego que no conocías, sabiendo que José (por Gáspari) te habla muy claro y te habrá dicho de movida “ estas son las posibilidades”…Y lo que jugó ese tiempo de ponerte a punto en lo físico y conocer la nueva bocha.
  • Pensá que fue lindo…pero tuve que hacer mucho sacrificio. Como vos decís era la primera vez que agarraba esta bocha y la verdad que me encontré con algo que no estaba bien preparado para lo que tenía que hacer, no. La suerte que tuve es que la agarré bien a la bocha. Lo único que en las primeras prácticas me faltaba el estado para poder llegar bien a tirar los 5 minutos, porque se requiere de mucho estado físico y yo no estaba preparado para eso..
  • Te metieron en un baile bárbaro.
  • (Sonríe) La verdad que sí, tengo que agradecerle a José que me dio esa posibilidad de que cuando fui a la primera práctica me cito para otra, que fue en Sarmiento y eso fue a la semana de Sacanta. Yo con una semana de entrenamiento no pude hacer mucho porque quería hacer todo en una semana y no fue fácil porque llegué cansado. Después de la segunda práctica Gáspari me citó a otra a los veinte días en Sacanta y en esa práctica, gracias a Dios anduve mejor porque después de la segunda práctica en Sarmiento empecé en un gimnasio, empecé a practicar, hice un sacrificio enorme y en la tercera práctica me vio mejor y a los días de que vine de Sacanta recibo el llamado de que iba al mundial. Imaginate la alegría que tenía yo porque era algo que siempre lo soñé. Es importante darle ese premio a mi familia que ha hecho ese sacrificio al lado mío.

Rumbo a Croacia.

“Era primero en todo, yo nunca había viajado en avión. La primera vez que iba a representar a la selección argentina, ponerme la camiseta por primera vez; más allá de jugar un mundial que no es fácil. Me vine muy contento porque se que a José que se jugó por mí, sé que no lo defraudé. Siempre le voy a agradecer la oportunidad”.

Montemerlo, su compañero en el Tiro Rápido en Duplas.

“Guillermo es un compañerazo. Él como Pablo, Cristian, Nico, desde las prácticas hacían mucha fuerza por mí. Son buenos compañeros, unas grandes personas y formamos un grupo muy lindo. El mundial fue algo inolvidable para mí. Guillermo me bancó, me supo ayudar, porque él tenía la experiencia de haber tirado en mundiales, la verdad que estoy muy contento de haber logrado el récord”.

Reviviendo emociones.

“Cada vez que veo el video me agarra una emoción en el cuerpo, ver el festejo cuando pego el último bochazo y logramos el récord; es algo muy emocionante. No puedo creer que haya estado ahí, que me haya pasado esto. Porque fue todo muy rápido. Me pongo muy contento, es algo que no me voy a olvidar nunca”.

Un tipo agradecido.

“Lo que ha hecho toda mi familia y todo el pueblo fue algo muy lindo, que te reciban de esa forma (hubo una autombomba esperándolo). Muy agradecido a todos. Mi familia me fue a despedir a Buenos Aires, a Ezeiza; a ellos le agradezco por todo lo que han hecho. Mi cuñado me ha ayudado en las prácticas, mis amigos también, porque necesitas de ayuda para alcanzar las bochas. Lo que se ha portado todo mi pueblo fue maravilloso. Todos apuntalaron el sueño que tenía de jugar el mundial. Lo mío fue algo como que removió el pueblo, como quien dice, hice una cena de despedida y fue un montón de gente y todos me ayudaron. No tengo palabras para agradecer”.

di_nello_con_bandera_teodelina_rijeka_2015

Sigue el 2016 en Central de Bell Ville.

“Estoy muy contento con el club, con José Minetti, porque desde que me citaron a las prácticas de zerbín dejé de jugar y me enfoqué en esto porque tenía el sueño de quedar en la selección y me supo bancar. Así que muy agradecido porque no cualquiera hace eso. Me ha ayudado mucho para que yo pudiera llegar donde llegué”.

Para el final dejamos una pregunta de respuesta casi obvia…

  • ¿El 2015 fue el mejor de tu carrera deportiva?
  • La verdad que sí, este año para mi va a ser inolvidable. Vestir la camiseta de la selección era un sueño que tenía desde hace muchos años y la verdad que hoy se me cumplió. Me siento otro, muy contento, es como que yo cumplí con lo que soñaba. Va a ser un año que jamás me lo voy a olvidar.

Video: Gentileza C.A.B.




A %d blogueros les gusta esto: