Mauricio Fernández en un sitio reservado para pocos.

Es bicampeón argentino de duplas, doblete logrado en forma consecutiva. Es Mauricio Rafael Fernández, el Mauri de Villa María. O “Chinchu” como lo conoce el mundo bochófilo. El actual jugador de Social y Deportivo Sinsacate se subió a lo más alto del podio en 2014 y 2015, en Gualeguaychú y Ceres respectivamente. Y esa particularidad, de ganar entre los binomios el argentino dos años seguidos, lo ubicó en un sitio reservado para pocos. Repasemos.

Rodolfo Lucero y Néstor Cabral lo hicieron en 1978 y 1979 con la casaca de Buenos Aires. Pasó una década hasta que irrumpieron Néstor Arce y César Colantonio y metieron cuatro al hilo: ’88, ’90, ’91 y ’92 (en el ’89 no se jugó por la crítica situación económica). En tres de esas consagraciones, el equipo de Provincia tuvo en cancha al zurdo Arístides Roldán. Raúl Basualdo, en tanto, lo hizo en dos oportunidades: 1996 y 1997; y 2004 y 2005, con Buenos Aires y Capital respectivamente. Otro que se hizo un lugar en este grupo es Dante Nuñez, quien con Córdoba gritó campeón en 2002 y 2003. Y el penúltimo en lograrlo fue otro Fernández. Gustavo, el venadense que ahora defiende los colores de Giubergia de Venado Tuerto. En 2010 y 2011 se colgó la presea dorada y sumó otro dato anecdótico: el primer título lo obtuvo con Buenos Aires y el segundo con su Santa Fé natal. Ahora es el momento de Mauricio, puntal y figura en la última coronación cordobesa.

ceres_2015_fernandez_piclu

Gustavo, en acción. Fue campéon con Buenos Aires y Santa Fé.




A %d blogueros les gusta esto: