Un fenómeno llamado Nicolás Pretto.

Tiene sólo 21 años – cumple 22 el 19 de diciembre – y un currículum que sorprende. Argentinos, mundiales, sudamericanos, provinciales…en fin, jugó y ganó todo tipo de competencias.

Aunque nació en Villa del Rosario, creció y tiene su lugar en el mundo en Sacanta, donde en el Unión Bochas – nombre que le dieron a la asociación de los clubes locales para competir en nuestro deporte – formó hoy la dupla del momento junto a Pablo Apez. Juntos encontraron el equilibrio en la experiencia del luquense y la explosión técnica de este virtuoso.

Año a año va superándose. Parece un veterano de mil batallas y recién está empezando a carretear en el largo vuelo que le van a ofrecer las bochas. Enfrenta rivales de jerarquía y de mayor edad con la solvencia de quien sabe plenamente lo que puede dar en una cancha.

Este año que va cerrando lo tiene ganando las tres especialidades en la provincia mediterránea. Además hay que sumar el doblete que hizo en Ceres 2015, triunfando en el individual con una grilla llena de figuras. Y también lo que conquista domingo a domingo con la casaca de su club.

El bochazo lo hizo conocido, pero desde hace un tiempo a esta parte sumó arrime de nivel superlativo. O sea, lo que le sucede a muchos en la franja etaria de los 30 a los 40, lo está logrando ahora. Ese momento de la línea de tiempo en lo que se pasa de ser bochador a ser jugador; mostrando prestancia para cualquiera de las facetas del juego.

Así transita el presente el Nico de Sacanta. Sumándole a todo lo enunciado un estado físico impecable. Simplemente, como lo llama la baranda: “Es un fenómeno este pibe”.




A %d blogueros les gusta esto: