Raúl sigue haciendo historia.

Tenía que ganar y esperar el resultado de Perú-Brasil. Partido complejo ante el uruguayo Marcelo Expósito que venía invicto. Comienzo irregular para ambos, alternando buenas y malas. 5-3 arriba el argentino y de ahí en más empezó a recorrer el camino victorioso, sin llegar a mostrar sus mejores cartas. Se puso 13-5 y ahí el de la “celeste” buscó torcer la historia. Marcó un par de manos seguidas y se puso a tiro de la histórica remontada. Pero no había tiempo para más. Dejó lugar y uno sabe que ante el número uno esas cosas se pagan caro. Raúl metió las dos bochas y selló el 15-8 final.

A los minutos llegó la información de que Perú se lo había dado vuelta a Brasil; de esta forma el argentino logró la presea dorada en el single, obteniendo el cuarto sudamericano individual consecutivo, ya que también Basualdo subió a lo más alto del podio en Mar del Plata ’99, Arica 2005, Laboulaye 2011 y Mar del Plata 2015. Indiscutiblemente el número uno…




A %d blogueros les gusta esto: