“Cachito” de Sudamérica.

Se le había negado en Laboulaye hace 4 años cuando le arrebataron el oro en el último balinazo, tal como se lo contó a MundoBochas minutos después de la consagración, merecida por su efectividad, del peruano Carlos Vinazza, “Cachito” como lo conoce el mundo bochófilo de esta parte del continente.

En la primera pasada participaron Brasil, Chile y Perú, y Nei de la verdeamarelha puso 7 puntos y le trasladó la presión al incaico que le dio al chico en la última bola y clavó 12 tantos. En el otro terceto de participantes, Carlitos Maldonado de Argentina tuvo un andar brillante y puso 22 en la pizarra, seguido del experimentado Justo Pastor Ledesma de Paraguay con 17.

La final entre los 4 mejores puntajes, Brasil, Perú, Paraguay y Argentina tuvo desde el inicio mejor parado al brasileño Nei que estiró a 9, seguido por Maldonado con 7. Pero desde la cuarta bola, empezó a adueñarse de la partida Vinazza que le dio firme y llegó a 15, marrando una de las dos jugadas de 4 puntos y dejando la serie abierta. 15 Perú, 9 Brasil, 10 Paraguay y Argentina. Llegó el turno del último palo, al bochín en lo más largo de la cancha y por 5 puntos. Marró el brasileño y llegó el turno del peruano que le dio tremenda palo al bochin para desatar la algarabía en la delegación incaica.

El desempate, por la plata fue emotivo, Ledesma y Maldonado tiraron 4 veces hasta definir la presea plateada que quedó en manos del argentino, cumpliendo el nativo de Hersilia una notable tarea.

“Es para mis hijos –contó Vinazza en el tiempo de las dedicatorias – para mi familia, mi señora…Se lo prometí a mis abuelos que están en el cielo que ganaba este torneo…”

 




A %d blogueros les gusta esto: