Un campeón de tres décadas

Una vieja frase bochófila que se puede escuchar en cualquier baranda dice que ganar un provincial en Córdoba es igual o más difícil que hacerlo en un argentino. Y el personaje en cuestión, triunfó en cinco oportunidades en la geografía mediterránea. Hablamos obviamente de Juan Carlos Ludueña, el destructor de bochas nacido en Arroyito que tuvo la particularidad de lograr esta distinción en tres décadas distintas: en los ’80, ’90 y en el inicio del nuevo milenio.

Su primera estrella la obtuvo en el ámbito de la Asociación Independencia, en 1987. La segunda fue en Punilla, dos años después. Y la tercera en 1990, en Dean Funes. O sea que de cuatro ediciones se llevó tres títulos. Sólo interrumpió esa ráfaga arrolladora Luis Reiner de Gral. Cabrera quien en Hernando, en 1988, se dio el gusto de poner su nombre una vez más entre los consagrados (antes ya lo había hecho en 1984 en Noreste).

Juan Carlos Ludueña

Clásica pose de Juan espereando el juego de su rival.

1998 vio una vez más al jugador de la Asociación de Arroyito lograr en Porteña la cuarta corona. Y en 2000, ya en una nueva etapa de esta línea de tiempo que estamos transitando, conseguiría el quinto título. Luque fue el escenario donde obtuvo este logro.

Juan también militó – y lo hace aún – en tierra bonaerense, volviendo a la capital cordobesa hace unos años.

Un grande, un notable de estos tiempos. Un campeón de tres décadas.




A %d blogueros les gusta esto: